24 jul. 2016

Confesiones de un vendedor de videojuegos: Parte II

En la primera parte del artículo me limité a relatar algunas anécdotas divertidas que me han ido sucediendo a lo largo de mi periplo por la empresa. En ésta segunda parte vamos a dar un giro radical al tema, y a ponernos serios: Hablaremos sobre el estado actual de la empresa, su futuro, su mala fama, y sobre todo, su relevancia en una industria que parece no querer saber nada de ella. ¿Tenéis listas las chapas del club de debate? Pues vamos allá.

¿Cuál es nuestro lugar en un futuro digital?



Antes de empezar, quisiera aclarar tres puntos.

Primero: Éste no pretende ser un artículo hater. No voy a despotricar sobre Game, o al menos no de la forma que creo que muchos esperan; ésto pretende ser simplemente una reflexión sobre el lugar que ocupa una empresa así en el mercado actual de la venta de videojuegos, y para ello voy a comentar una serie de cosas, buenas y malas, sobre la cadena para la que he trabajado durante varios años, y cómo creo que debería cambiar.

Segundo: Ninguna de las cosas que voy a decir aquí es un secreto de empresa, ni pretende ser especialmente morboso o impactante; es algo que cualquier cliente veterano con ciertos conocimientos de la industria del videojuego puede imaginar si se para a reflexionar sobre ello; yo, simplemente, tengo una continuidad y una perspectiva que un cliente veterano tal vez no posee.

Tercero: Aunque sigo trabajando para Game, mi último día llegará antes de que acabe el mes. Sin embargo, mis motivos por abandonar el puesto son 100% personales, y no tienen nada que ver con nada de lo que voy a exponer aquí. Simplemente, a veces la vida nos impone cambios, y uno debe responder a ellos. Lo cual es una metáfora excelente para hablar de lo que vamos a hablar hoy.


Voy a empezar con una obviedad: Nos guste o no, el futuro del mundo del videojuego no es el formato físico. La venta digital tiene demasiadas ventajas respecto a eso de "a mí es que me gusta tener el juego en la mano y verlo ahí bien puesto en la estantería.", y eso el mercado lo está reflejando. No vale la pena que me alargue con el por qué de todo eso, ya que seguro lo sabéis de sobra, y tampoco es lo que hemos venido a tratar hoy. Pero el hecho es que, ante eso, una empresa como Game, especializada precisamente en la venta de videojuegos en formato físico, se encuentra en una situación... extraña. Muchos son los países en los que la cadena ha cerrado sus puertas, o reducido considerablemente su presencia en el mercado para dar paso a la venta por web.

España, de momento, es un caso aparte. El mercado español todavía padece una cierta desconfianza ante la compra por Internet, así que a Game España en realidad no le va mal. No tiene una competencia especializada real, y aunque los beneficios por la venta de consolas y juegos nuevos son mínimos (en serio, es sorprendente lo poquísimo que se lleva la tienda por una consola de 400€ o un juego de 70€), se puede compensar de sobras ese escaso margen de beneficios con la venta de productos de segunda mano, uno de los principales motores económicos de la cadena.

Esto es así. Por ahora. Pienso que va a ser así durante algunos años más.

Pero cada vez son más los clientes que, al margen de alguna esporádica edición coleccionista, lo único que se llevan son tarjetas pre-pago para alguna de las numerosas tiendas digitales que tantas comodidades suponen para el jugador actual; Steam, PlayStation Store, Battle.net, Google Play, Nintendo eShop... Demonios, raro es el día en el que no vendo por lo menos diez tarjetas de Riot Points para League of Legends. Ante tal panorama , lo que a mí se me ocurre es que es una mera cuestión de tiempo que todos esos clientes sumen dos más dos y se den cuenta de que, en realidad, lo único que tienen que hacer es abrir una cuenta de PayPal.

Eso sin mencionar la venta por Internet. Un videojuego no son unos pantalones; no lo tienes que probar antes de comprarlo para ver si funciona en tu consola, así que, si lo que quieres es tener alguna edición física, nada te impide pedirla cómodamente desde tu casa para que un veloz mensajero te lo deje en la puerta, y seguramente, por menos dinero. ¡Incluso nuestra propia página web tiene mejores ofertas que las tiendas físicas! Y es muy frustrante no poder hacer una reserva o una venta porque la página web de tu misma empresa le ofrece al cliente un mejor precio que tú. Sí, claro, nosotros ofrecemos en teoría un servicio que justifica ese aumento de precio; el asesoramiento in-situ. El que ese aumento del precio sea justificado a ojos del cliente es otro tema, y luego hablaremos de eso.

Game España sabe todo esto. Y lo teme, porque sabe también que en pocos años le supondrá un problema serio a sus casi trescientas tiendas. Así que se está moviendo para esquivar esa bala.

Lo primero que  hizo  fue diversificar. Smartphones, tablets, merchandising, juegos de mesa, cómics, manga... Pequeños añadidos que, sin embargo, no pasan de apaño temporal. El gran movimiento es otro, que va hacia lo que muchos perciben como el futuro del mundo del videojuego: el PC Gaming. Ratones, teclados, controllers, monitores, incluso componentes o ordenadores completos son la gran apuesta que hace la cadena; una apuesta que responde a un mercado que, de forma lenta pero inevitable, se va dando cuenta de que cada vez necesita menos una tienda en la que sólo se pueden comprar juegos. Así que está tocando otros artículos; y, lo más importante, está intentando transmitir que somos a quien hay que preguntar cuando se necesite un buen asesoramiento.

El problema es que el cliente especializado que actualmente compraría ese tipo de artículos no suele tener una empresa como Game, y a sus vendedores, en muy alta estima.

No tenemos buena fama. Por A o por B, casi todo el mundo tiene alguna mala experiencia como cliente de Game. Tras haber pasado el suficiente tiempo en la empresa, estoy al tanto de cuáles son las quejas más habituales. Juegos desprecintados, bajos precios en la recompra de segunda mano, mala gestión de garantías... Son cosas que responden a políticas de empresa que un dependiente no va a poder cambiar. Pero hay una crítica que sobresale por encima de todas, y que en un fututo será vital:

"¡Los dependientes no tienen ni idea de videojuegos!"

Quiero, antes que nada, matizar la idea: Algunos dependientes de Game tal vez no sepan de videojuegos tanto como debería saber un supuesto especialista. Es totalmente cierto. Pero los hay otros, muchos, que no se pueden quejar. Varias de las personas más entendidas que he conocido han sido compañeros de trabajo. Que te haya tocado el enchufado de turno es una posibilidad muy real, pero los dependientes "expertos" existen.

Sin embargo admito que esa generalización tiene, hasta cierto punto, su razón de ser; he trabajado con personas que apenas conocían nada anterior a la generación PS3. Otros sólo jugaban a... ¡horror! ¡FIFA y Call of Duty! Es más: algunos compañeros con los que he coincidido apenas habían tocado nada que no fuera Wii Sports. ¡Y sin embargo llevan en la empresa más tiempo que yo, y hasta tienen cargos más importantes! En muchos casos, además, totalmente merecidos. "¿Qué dices, Guifo?" "¿En qué piensan los de selección de personal?" "¿No deberían contratar siempre a aquellos que tengan un mayor conocimiento del mundo de los videojuegos?"

Según la empresa, no.

Dejadme ilustrar el tema con un ejemplo: un dependiente del McDonald's no tiene que ser un experto cocinero; sólo debe saber lo que llevan sus hamburguesas, decir que están riquísimas, y convencerte para que las acompañes con unos nuggets. Pues, salvando las distancias, Game suele funcionar como McDonald's.

Veréis: A Game no le sirve literalmente de nada que lleves jugando a videojuegos desde la NES, porque en realidad es muy raro que vendamos algo anterior a 2012. No le preocupa el pasado, porque en el pasado no ven dinero. Claro, un poco de conocimientos del mundillo pueden ayudar en momentos determinados; pero lo que la empresa quiere es a alguien que te convenza en pocas palabras de que vale la pena dejarse 70€ en un juego muy, muy parecido a otro que salió el año pasado, y que además es buena idea pagar también la guía, el Pase de Temporada y reservar la secuela. No, no sé cómo duermo por las noches, pero esa no es la cuestión. La cuestión es que no se buscan personas con una amplia base de conocimientos sobre juegos, que recuerden los clásicos y puedan tener interesantes debates sobre la jugabilidad de Bayonetta, o la narrativa de NieR. Porque el cliente que compra Bayonettas o NieRs (el gamer "sibarita", por decirlo de algún modo) es una minoría que no refleja el estado actual de la industria del videojuego. Ojo con ningunear a los usuarios de Call of Duty FIFA porque, nos guste o no, sea en venta digital o física, son juegos que año tras año generan muchísimo más dinero que casi cualquier otra saga venerada.

Así que, en vez de eso, se buscan buenos vendedores, con la labia para alcanzar los exigentes objetivos de crecimiento que la empresa pide a todas sus tiendas; ágiles, para que no pierdan la calma cuando haya una cola que salga de la tienda y un cliente te diga "¿compráis juegos? Traigo 30"; buenos gestores, para que en una tienda que mueve diariamente cientos de artículos que suman miles y miles de euros cuadren los stocks. ¿Dónde quedan los conocimientos del mundillo? Pues lo que debas saber ya lo aprenderás consultando la base de datos o preguntando a un compañero.

¡Ojalá Game fuera un sitio al que ir a pasar el rato, escuchar una apasionada recomendación del dependiente y debatir sobre tu entrega favorita de Castlevania! Pero, por lo general (con la excepción de algunas tiendas más pequeñas), ese no es el caso. O por lo menos no es lo que busca la empresa. Así que no se contrata a sus trabajadores según esos criterios, sino otros, que son los que coinciden con su filosofía de mercado. Si tú no quieres eso del establecimiento en el que compras tus juegos, mejor busca otra tienda. Una tienda de barrio, un pequeño comercio, uno de esos encantadores establecimientos en peligro de extinción y dales tu apoyo y tu dinero. Lo necesitan. Game no. Game es comida rápida; un reflejo de la industria del "triple A", que busca, precisamente, ese tipo de consumo sin memoria.

O así eran las cosas... Hasta ahora.

Esa industria que daba de comer a Game, GameStop y similares está ahora haciendo las maletas para dejarlas a todas tiradas en una gasolinera. Han visto que les quitan una parte importante de su margen de beneficios... a cambio de nada. Porque con todas sus tiendas virtuales, piensan que ya no necesitan una tienda física. Tienen una parte de razón. Y lo mismo empieza a creer el consumidor Así que, en unos años, lo único que le va a quedar a una cadena de tiendas de videojuegos como Game para ser relevante, lo único que la puede mantener a flote en un mundo dominado por la compra on-line y el contenido digital, es aquello que el cliente no encontrará en Internet: el factor humano. Es decir, su capacidad para asesorar a sus clientes. Capacidad que, durante mucho tiempo, no se ha cuidado del todo bien debido a esa política de empresa, y que la ha llevado a tener esa mala fama. Para sobrevivir debe remediar eso. Debe conseguir clientes satisfechos que, al irse, te den la mano y se acuerden de tu nombre.

No es fácil; al fin y al cabo existen miles y miles de productos que se actualizan constantemente, y una competencia feroz. Pero así es el mercado que han querido abordar, y esa es la dirección en la que lo mueven los tiempos. Si Game quiere sobrevivir al cambio, si pretende realmente dejar de ser McDonald's y salir en la guía Michelin, debe erradicar esa reputación tan negativa y replantearse sus políticas... Antes de que una simple búsqueda en Google los deje obsoletos.

¿Os parece que exagero? ¿Tenéis algo que añadir? ¿Alguna pregunta que os quede por responder? Todo comentario o debate es bienvenido, tanto por aquí como por Twitter o Facebook, y responderé encantado. Más allá de eso, me despido...¡hasta el próximo artículo! ¡Feliz domingo a todos!

15 comentarios:

  1. A ver, por partes...

    1) No me trago eso de "es sorprendente lo poquísimo que se lleva la tienda por una consola de 400€ o un juego de 70€" Me gustaría que lo matizaras un poco porque no cuela cuando ese mismo juego de 70€ lo encuentro en el Media Markt de ese mismo centro comercial a ~63€ en fnac a 55€ si lo reservas (53€ si eres socio) y en Amazon a 51€ Que vale que las dos últimas son online pero 7 eurazos del MM me siguen pareciendo una diferencia considerable. Y por si acaso se te ocurre soltar lo de los puntos del Game, son 1 euro de cada 40, es decir un 2,5%

    2)Cuando hablamos de que no tienen ni puta idea de videojuegos, no se trata de lo que tú comentas del pasado, es que normalmente no tienen ni puta idea de los actuales fuera de CoD, FIFA, y Assassins. Pregunté por el Danganronpa cuando salió que todavía no lo tenía claro, y ni idea. Obviamente, me ha pasado más veces, tanto con juegos actuales como con un pelín más desfasados. "Deletréamelo para buscarlo en la base" y cosas así todo para que no lo tengan o me lo quieran dar de exposición. Eso sí, coincido que de vez en cuando contratan a alguno decente. En el Game del H2Ocio al que voy hay uno, es más, si no está ni pregunto, porque para que contesten "call of qué?" es tontería xD

    3)Y ya que sale el tema, lo de lo juegos desprecintados se podría solucionar etiquetandolos como seminuevos, porque por mucho que me juren que el juego es nuevo, una vez abierto yo no puedo saber si se lo han llevado a su casa para probarlo ni tengo la culpa de que un cliente haya manoseado la caja hasta reventarla. Si quieres hacer facing pon fotos como el Carrefour, pero no me intentes colocar algo usado como nuevo.

    4)Es una tienda sí, pero lo de charlar con el dependiente es algo muy importante, no de cara a nosotros que estamos bastante enterados, sino de cara a padres que tienen menos idea que el propio dependiente o a niños que se han encandilado de un título por verlo en la tele anunciado o porque todos sus amigos lo tienen. Ahí es cuando el dependiente debe estar a la altura, advirtiendo de las guarradas que pueda incluir la consola o el título, como el online de pago, DLCs sacacuartos, que solo haya un slot para guardar, etc... Cualquier cosa que sea necesaria para que ese cliente sin conocimiento ninguno cuando llegue a casa o le de el regalo a su hijo no se sienta engañado vilmente.

    5)Dices que Game es muy consciente de sus problemas, y mi pregunta estúpida es: Siendo así, por qué coño no hace nada para solucionarlos? xD Recuerda el caso Ryanair, que trataba fatal a sus clientes hasta que la peña petó y la facturación cayó, y tuvieron que quitar las multas excesivas por lo del equipaje y demás. Hasta que no le vemos los dientes al lobo no reaccionamos o qué?

    PD:Muy bueno eso de "no sé como duermo por las noches" xD
    PD2:No te comenté en la otra entrada. Hay que ser capullo para preguntar por los juegos por su nombre en japo xDD A mí no se me ocurriría ir diciendo "Dame el Eiyuu Densetsu o el Kagero" Ahí hay rencor de alguna mala experiencia xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de nada, gracias por el comentario! Me alegra que genere debate y preguntas. Voy a ello:

      1)No poseo los datos exactos porque por lo general no están a mi alcance, pero según tengo entendido, cuando MM va a reventar un precio está anteponiendo el quedarse con el cliente al beneficio directo. Lo que no ganen con ese juego ya lo ganarán de sobras con un televisor, por ejemplo. Pero ya nos habrán robando un cliente, que seguramente aprovechará y se llevará alguna otra cosa. Fidelizar al cliente suele ser una prioridad. MM lo hace con las ofertas de escándalo de ese tipo. Nosotros lo hacemos de otras formas. ¿Te has fijado en lo pesados que somos siempre con las reservas de juegos? Responde a esa necesidad.

      2)Eso es precísamente por lo que comento de la industria del "Triple A". Cierto, más de la mitad de dependientes de Game no conocerán Danganronpa. Incluso entre el público entendido esa es una saga bastante desconocida. La triste realidad es que ese no es un juego que "merezca" la atención de la empresa, porque las unidades que se van a vender en cada tienda las cuento con los dedos de una mano, sin exagerar. Así que, en títulos como ese, Game ni se molesta en informar a sus trabajadores, porque muy rara será la ocasión en que haya que vender uno, y en esos casos generalmente el cliente ya viene a lo que viene. Todo lo que sepamos lo sabremos porque nos hemos molestado en informarnos sobre él por nuestra cuenta en nuestras casas. Lo ideal sería que conociércamos todos los juegos, claro, pero imagínate que tuvieras que aber de qué tratan todos y cada uno de los cientos y cientos de juegos que salen al año (eso incluye títulos japoneses relativamente desconocidos como Danganrompa, pero también indies, juegos descargables que también vendemos, memeces del estilo "Imagina ser..." que nunca recordamos pero venden y existen a docenas...) junto con su correspondiente fecha de salida. ¿Es viable? No lo creo. El si eso es culpa de los dependientes o de la propia empresa ya es otro asunto.

      3)Lo del juego desprecintado lo entiendo. Game sabe que existe la queja, con lo que desde hace poco manda a las tiendas cajas "falsas" de la mayoría de novedades importantes. Pero tampoco les quita el sueño, porque muy raro es el cliente que no se compra el juego por esa razón, y por temas logísticos considera que en muchos casos les compensa más exponer el juego tal cual. Y no se puede reetiquetar como Seminuevo, porque la empresa lo sigue considerando nuevo. Es una simple cuestión de su opinión contra la del usuario.

      4)Charlar con el dependiente es un plus, pero generalmente se tiene que hacer deprisa, porque suele haber cola. Pero los padres raramente vienen a ciegas; 9 de cada 10 traen la lista del niño, y casi todas esas listas son iguals, así que asesorarles no suele tener mucho misterio cuando ya es el octavo que te pide por el Yo-Kai Watch. Pero sí; se les habla del online de pago, se les habla de los DLCs (de los que los niños, por cierto, ya suelen estar informadisimos y ven como normales), se les habla de cualquier problema que pueda generar luego un conflicto o una reclamación. Eso lo tienen como sistema casi todos los vendedores, incluso los que no saben de videojuegos.

      5)Lo está haciendo. Se están realizando, por ejemplo, formaciones a determinados vendedores para poder asesorar mejor en cuanto a accesorios para PC Gaming. Lo que pasa es que con el actual modelo de tienda (pocos vendedores y mucha, MUCHA gente) tampoco hay mucho que pueda hacer un dependiente por asesorar mejor si tiene a veinte personas más esperando en la cola. Si te refieres, sin embargo, a las otras quejas habituales de las que he hablado, Game está al tanto de ellas, pero no las ve como un problema a tratar. O si las ve, no ha encontrado todavía una solución lo suficientemente viable.

      Eliminar
  2. Por lo que cuentas, deduzco que la tentativa de tienda de contenidos digitales tiene un resultado marginal.

    Lo de los dependientes que no tienen ni idea, de verdad, no creo que sea una excepción. Son muchos años, desde que era Centro Mail, y no recuerdo haber encontrado un vendedor que supiera de videojuegos. Cuando voy a alguna tienda es porque el juego está más barato que en Internet o porque hay una edición especial que quiero tener. Pero la experiencia de compra es frustrante. Es un artículo de ocio, no de primera necesidad y parte de la experiencia de compra es compartir esa afición por los videojuegos.

    Como bien dices o se adaptan y se transforman en un sitio en el que puedas preguntar y no recibas respuestas para salir del paso lo mejor que puedan o se volverán residuales.

    Interesante reflexión. Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es, garantizo, algo aplicable a todas las tiendas. Pero sí lo suficientemente generalizado como para que sea un problema importante. Para mí es, sin duda, el punto clave que hay que cambiar. Una pena que no vaya a estar ahí para ver si se da el caso.

      Un saludo!

      Eliminar
  3. Game cerrará sus tiendas físicas y dejará solo un servicio de venta online de contenido digital y físico por correo. Pero las deudas serán poco asumibles y terminará siendo comprada por Amazon a cuatro duros.

    Es como la vida de un videoclub y tu reflexión del primer parrafo. La vida sigue y hay que adaptarse a los cambios que vienen.

    Me ha gustado tu entrada.

    P.D. Me ha pasado más de 20 veces que el dependiente de un Game no supiese que esa misma semana había salido un juego nuevo negandome de su existencia hasta que lo ha mirado en el PC por mi insistencia para comprobar que lo tenía en el almacen. Uno de los casos más brutales fue el Tekken TT2...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible. Cada vez ponen más ofertas exclusigas web, pero todavía tienen para unos cuantos años mas, mientras el Seminuevo siga siendo provechoso.

      Gracias por el comentario!

      Eliminar
  4. A mi no me parece tan mal que los dependientes no sepan de videojuegos, siempre y cuando no pase lo que me pasó una vez: pregunté por teléfono si tenían el Final Fantasy VI de GBA en el Game de Murcia (en ese momento no había Game en mi ciudad), me dijeron que si, cogí un autobús para desplazarme a Murcia, y al llegar, resulta que era el Final Fantasy IV. Casi les quemo el local.

    Mientras no respondan con un "eing" cuando les hables de un juego raro, yo creo que viene a ser lo necesario.

    Es más, te pongo un ejemplo: durante un tiempo trabajé en una gasolinera, y no tengo ni el carnet de conducir, pero conocía los beneficios de cada tipo de carburante, sabía que hacer en caso de echar gasolina a un coche de gasoil y mil cosas más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente es un mundo tan extenso que es imposible saber de todo. Normalmente los dependientes se preguntan los unos a los otros ante la duda, aunque admito que no es algo que quede muy profesional. Aunque tu caso con FF es de traca.

      Un saludo y gracias!

      Eliminar
  5. Hay que tomar en cuenta lo difícil que sería tener un empleado que pueda al mismo tiempo ser un buen vendedor, gestor y encima que conozca el mundillo del videojuego al detalle. Es mucha exigencia para lo que pagan y lo difícil que seria encontrar candidatos.

    En mi país ha cerrado definitivamente el BlockBuster pero se mantienen las tiendas GamePlanet y Gamers que son lo mismo que Game en España.

    Guifus en teoría me parece que la solución que propones para que Game perdure en un mundo donde las tiendas digitales dominen el mercado es bastante aceptable y hasta podría funcionar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. La realidad es que si ya es dificil encontrar a trabajadores que sirvan para todo (cobro, gestion, atencion al cliente, preparacion de tienda...) mas lo es todavia pedir que, encima, entiendan de videojuegos; algo que ademas nadie pone en el CV, no es comprobable.

      Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar
  6. La situación de la tienda describe perfectamente la realidad que esta viviendo la industria actualmente, guste o no guste las versiones físicas son dejadas de lado y los juegos populares (malos o buenos) son los que mantienen el mercado a flote. Aquí en Argentina no existen grandes cadenas especializadas en videojuegos, si quieres comprar un juego físico puedes hacerlos en tiendas de computación o en cadenas de electrodomésticos que no se especializan en una sola cosa.

    Por lo que los vendedores están bastante lejos de tener un idea de juegos solo te dan lo que le pedís, y supongo las recomendaciones se limitan a los títulos que menos venden o a los más populares. Creo también que cada vez va a ser menos "importante" la presencia del vendedor con conocimiento ahora cualquiera puede buscar videos, reseñas y opiniones en internet en solo unos minutos. Y si la gente directamente no entiende nada del tema (digamos los más ancianos por ejemplo) tienden a consultar a personas de confianza más que al de la tienda.

    Muy interesante entrada saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Esto no solo se aplica a Game; cualquier tienda de videojuegos va a afrontar un problema similar, y de cada una depende encontrar la forma de adaptarse a la era descargable.

      Gracias por el comentario!

      Eliminar
  7. Sobre eso de que los empleados no tienen ni puta idea me gustaría comentar que para mi no hay ningún problema en que no conozcan todos los videojuegos, pero lo que si habría que evitar son las situaciones en que cuando pides un juego te digan que aún no ha salido (cuando si ha salido, otra cosa es que no esté en stock o que no pueda/quiera mirarlo en el ordenador) o que solo está en Japón y aún no ha llegado a occidente, porque eso me pasó unas cuantas veces (sobre todo en la época de PS2) y es lo que realmente debería evitarse, pero hace tantos años que solo compro por Internet que no sé si seguirá igual o si ya se vigila más.

    En cuanto al futuro de GAME que pintas, ¿crees que es más viable hacer esta transición manteniéndose como GAME o que deberían hacer una renovación completa? Con esto último me refiero a hacerlo cambiando de nombre, marca o lo que haga falta para dejar atrás su pasado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que Game quiera librarse del nombre de la marca, porque está haciendo todo lo posible para mantenerlo (comprando algunas tiendas GameStop, aparte de algunos otros comercios más pequeños, y imponiendo su marca desde el dia 1). En cuanto a si deberían... No lo tengo del todo claro. Es verdad que arrastran una fama nefasta (desde la publicación del artículo ya he visto que un par de blogs han sacado artículos sobre el tema), pero creo que eso, mas que ayudar, confundiría más a mucha gente.

      Eliminar
  8. Aún me acuerdo de como me puse las botas cuando absorbieron gamestop con sus miles de ofertas a 1 y 5 euros (me he llegado a comprar figuras de Little big planet de 30cm de altura a 5 euros)

    ResponderEliminar