28 dic. 2011

The Legend of Zelda: Ocarina of Time (¡Feliz día de los inocentes!)

El cómo Nintendo puede mantener vivas tantas sagas tan malas y encima con esas ventas tan patéticas es algo que no entenderé jamás, y la saga Zelda no es una excepción. Y es que, pese a tener algunas entregas más que notables (como los maravillosos Zelda de CD-i), la saga de la Trifuerza contiene algunos de los juegos más terribles que uno puede encontrar, como son A Link to the Past o el más reciente Skyward Sword. Pero el que se lleva la palma es el que apareció para Nintendo 64, el llamado Ocarina of Time. Para los que no lo conozcan (que, supongo, serán la mayoría, porque el juego pasó bastante desapercibido), este análisis os puede interesar. Ya sabéis, para no tocarlo.

The Legend of... ¿Zelda?
La saga de Zelda es tan mala que hasta el nombre está mal elegido. Yo me pensaba, como casi todos, que el protagonista, ese chico vestido de verde, era el susodicho Zelda. Pues resulta que no, que Zelda es una princesa a la que hay que rescatar en casi todos los juegos y ese chaval se llama Link. Es como si, por ejemplo, en la saga Metroid, "Metroid" no fuera el nombre del protagonista del juego sino el de un bicho que sale, y el protagonista tuviera otro nombre estúpido, como Camus. Por lo menos en uno de los Zelda de CD-i la protagonista es la princesa...  Otro de los problemas que arrastra la saga ya desde su inicio es que, al parecer, el protagonista es mudo. El por qué iba Nintendo a tomar esta decisión me supera, pero sin duda hace difícil cogerle cualquier tipo de cariño al personaje de Zelda. Perdón, de Link.

Fallos a mansalva
Pero pasemos a los problemas de esta entrega en concreto (que no son pocos). Primero los gráficos, que son tan malos que parecen de 1999. Luego está el tema de los controles, que aunque prometían bastante (lo de fijar el objetivo estuvo bien en su momento, pero tampoco hay para tanto) quedan arruinados por el penoso pad de N64, que hace de cualquier tarea un imposible. Una lástima, porque si se hubiera podido aplicar un sistema de control más intuitivo el juego hubiera sido, por lo menos, pasable.

El juego básicamente va de que tienes que ir de aquí para allá entrando en cuevas, resolviendo puzzles (que ya me dirás tú que clase de degenerado va a querer pensar en un videojuego), buscando corazones de vida (¿alguien ha dicho "cursi"?) y luchando contra monstruos, y hay una historia de un tipo que quiere dominar el reino o algo así, pero es tan aburrida que no le presté atención, sobretodo porque carisma, lo que es carisma, los personajes no tienen. El único que se salva es Navi, un hada muy simpática y útil que ayuda a Link en todo momento, siendo de lejos el personaje más agradable de todos.

Además del combate con espadas y los puzzles se intentan implementar un par de mecánicas extra para añadir algo de variedad, como lo de tocar la ocarina. Me explico: En un momento determinado Zel-- digo, Link se encuentra con una ocarina, un instrumento musical inventado con poderes mágicos. Se puede utilizar para, por ejemplo, pasar del día a la noche o hacer que llueva (imaginad si lo hace mal). ¿Os suena? Claro que os suena, porque Nintendo tuvo el descaro de plagiar esta mecánica de una conocida saga. Lo que hay que ver.

Sinceramente, no sigo porque este es tan terrible que no me lo he podido pasar de lo malo que es. Pero si alguna vez tenéis en vuestras manos un The Legend of Zelda... NO. LO. JUGUÉIS. Quemadlo, arrojadlo a un pozo, lo que sea. Pero no se os ocurra intentar jugar a uno de estos ñardos, porque no os va a gustar (excepto, como ya he dicho antes, alguno de los Zelda de CD-i). A mí me ha cambiado.

¡¿QUIÉN HA SIDO?!
Nada menos que Nintendo, un pequeño estudio que se dedica mayormente a sacar entregas de una saga de simuladores de fontanería llamados Mario Bros. y a otros juegos de temática más hardcore como WiiFit o su popular WiiMusic.





Por cierto, como curiosidad, de la saga Zelda se intentó hacer una serie de dibujos de una calidad sorprendentemente buena, pero no llego a cuajar entre la audiencia y por desgracia se canceló tras unos míseros 13 episodios. En este enlace os dejo un vídeo con sus mejores momentos.

6 comentarios:

  1. cuando he visto la imagen de guitar hero me has matado por completo ya XD brutal.

    ResponderEliminar
  2. Ojalá hubiera leído esta entrada el día que tocaba xD no se cómo hubiera reaccionado.

    He llegado a tu blog a través de Sergio, y si ya en portada veo algo de Zelda tienen asegurado un 90% de quedarme en él ^^

    Feliç Any Nou, por cierto.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/1/13 17:10

    me perece que expertos en video juegos opinan diferente, esto es de ocarina of time, lanzado el 98: Los revisores han elogiado muchos de los aspectos del juego, en particular el diseño de los niveles, la mecánica del sistema de juego y la banda sonora. Uno de los editores de GameSpot, Jeff Gerstmann, escribió que «Ocarina of Time es un juego que no puede ser descrito sin tomar en cuenta su perfección»,136 mientras que IGN se refirió al juego como «el nuevo punto de partida para el entretenimiento interactivo», pues «es la base para los juegos del género de acción en RPG de los años venideros»

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8/11/14 3:36

    Seguro OoT fue el peor juego de todos! DIOS, COMO FUE NINTENDO A COPIARLES A LOS DE ASPYR CON LA OCARINA

    ResponderEliminar
  5. Este juego de verdad es malo. Era malo cuando salió y se ha vuelto peor con cada año que pasa. Sobran los juegos de SNES que son mejores, incluyendo A Link to the Past.

    ResponderEliminar