2 dic. 2015

Spice World (PSX, 1998)

La verdad es que no esperaba poder hacer éste artículo.
Me explicaré.
Alguna vez me habéis visto disertar sobre la naturaleza de un Asco de Juego. Sobre que no basta con que sea malo y punto... Tiene que haber algo más, algo merecedor de ser recordado. Y cuando, en la RetroBarcelona 2015, Rokuso muy sabiamente me dijo que había visto por ahí Spice World, el juego para PlayStation de las Spice Girls, dudé. Dudé porque me esperaba un juego de ritmo sosainas al estilo del Britney's Dance Beat (sí, lo he jugado), y eso no da para mucho artículo. Pero Rokuso es una auténtica Ascomaníaca, y no me recomienda juegos así porque sí. Lo hace porque sabe que, tras ésto, os vais a quedar tan a cuadros como yo. Vamos allá. Spice up your life.

Por cierto, no creo que haga mucha falta presentar a las Spice Girls. Pero por si acaso perteneces a la franja de jóvenes lectores que no vivió los gloriosos años noventa, un simple enlace de YouTube debería bastar para ponerte en situación. Fue una década muy rara para todos.

YOOI'LLTELLYOUWHATIWANTWHATIREALLYREALLYWANT!

El juego arranca ya sin piedad planteando una de las cuestiones importantes de la vida: Elige una Spice Girl. Sé que muchos lectores lo tenéis ya muy claro, pero yo nunca he podido decidirme entre la penetrante mirada de Victoria Adams y el horterismo noventero de Geri Halliwell. Aunque Mel C parece un faraón con algún tipo de brote psicótico.

Una vez has elegido una especia de tu elección el juego nos lleva directos al menú principal del juego. Aquí es donde el asunto ya se vuelve confuso, con varias opciones y ni la más remota idea de lo que cada una supone. ¿Quiero ir al "Estudio de grabación" o a la "Práctica de baile? ¿Qué es la "Spice TV?" Y sobre todo, ¿POR QUÉ NO ME DEJA ELEGIR NINGUNA DE ELLAS?
Bueno, miento: Podemos acceder a dos: "Opciones" y "Estudio de Mezcla". Bien, pues que así sea, vamos a mezclar cosas.

SPICE INVADERS

"Si estás que no te esperas te haré mover las caderas para que lo sientas de veras, ¿me comprendes?"

Perdona, ¿que dices que qué? ¿Eso es una guarrada? Tiene que serlo, porque ese DJ salidorro y de rimas tirando a flojillas está haciendo con las manos el signo internacional de  (PEGI 18) "Pene entra en vagina". En un juego para todos los públicos, además. Y hablando de signos, lo más probable es que no tengas ni la más remota idea de lo que tienes que hacer aquí. Hay un tablero con signos totalmente aleatorios, y sobre cada una hay una canción de las Spice. A alguno (me incluyo) le sorprenderá que tengan otras canciones aparte de Wannabe, pero así es la vida. Move Over, Spice Up Your Life, Who Do You Think You Are y Say You'll Be There completan la lista de los cinco temas a elegir. Cinco. No me decido entre si me parecen pocos o demasiados.
"Ah, pues entonces esa es la canción que voy a tener que bailar. Sencillo." Eso piensas. Porque eres joven y no sabes de la vida. Pues no es tan sencillo, caballerete. Porque entonces aparece un tablero de símbolos todavía mayor y te sueltan ahí en medio. Hala. Tras un poco de experimentación ves que cada símbolo representa un pequeño fragmento de la canción elegida. ¿Qué hay que hacer entonces? ¿Ordenarlos? Sería todo un desafío, porque además faltan fragmentos. Aunque tampoco parece que sea eso, por más que lo intento. Entonces ¿qué? ¿QUÉ QUIERES DE MI, ABSURDO DJ PSICO-GUARRETE? Hora de consultar a un viejo amigo. Venido directamente de los noventa, se llama...
...¡MANUAL DE INSTRUCCIONES!

Recordad que hubo una época en la que los manuales de instrucciones eran algo más que hojas con información sobre epilepsia y anuncios de DLC. Entonces los manuales eran útiles, e incluso en algunos casos esenciales, como en el juego que hoy nos ocupa. Y la verdad es que, una vez te lo lees, todo cobra sentido.

Bueno, en realidad no. Pero al menos sabes como funciona el maldito juego.

Resulta que no puedes simplemente elegir una canción y bailarla, como en un juego de ritmo normal. No. Antes tienes que crear tu propia mezcla de la canción con una serie de fragmentos de la misma, ordenándolos según te plazca. Nueve fragmentos de entre cinco y diez segundos que, como hemos dicho antes, ni siquiera son la canción entera. Por lo tanto no vas a bailar tus temas favoritos de las Spice Girls (si es que puedes asimilar ese concepto), sino remixes hechos de pedazos recortados, repetidos y juntados con toda la poca gracia que el juego te permite. Y eso lo haces saltando de un símbolo sin sentido a otro, así que la navegación no es lo que llamariamos intuitiva. O dime tú la relación entre "Círculo con linea en ziga-zaga dentro" y "Last tiiime that we had this conversation..."

Si soportas la trágica experiencia desbloquearás, por fin, las prácticas de baile. Veamos qué nos puede decir el manual al respecto.
Vaya, gracias, Mel C. Has sido EXTREMADAMENTE ÚTIL. Por cierto, tu cara me produce pesadillas

Manuales y espeluznantes personajes afro aparte, ésta vendría a ser la sección más "tradicional" del juego, y la menos aburrida. Por lo que es una lástima que no dure más de 40 segundos. Deberás pulsar los botones indicados en pantalla para realizar una serie de pasos de baile, uno cada vez, al ritmo de la canción que has "creado". Bueno, en realidad no. Tienes que pulsar los botones que aparecen en pantalla, olvídate del ritmo porque no lo siguen. Si cometes demasiados errores tendrás que volver a empezar, aunque el desafío es casi nulo. Pero claro, "Es la práctica", piensas. "El verdadero desafío llegará en la siguiente prueba, la Grabación de Baile". Ya te gustaría.

Ahora toca crear una coreografía y grabar un video de tu actuación, es decir, utilizar los pasos de baile que te han enseñado para crear el baile que tú quieras y guardarlo en tu Memory Card. Pero es como si el juego también se hubiera cansado y te dijera "Mira, has llegado hasta aquí, así que haz lo que quieras. En serio, lo que quieras. Hemos dicho nosequé de unos pasos de baile que había que aprender, pero nos da igual, haz lo que te apetezca. Como si quieres pasarte treinta segundos agitando las manos arritmicamente. A nosotros nos vale." Porque sí, es verdad: Tienes una lista de once pasos de baile detallados en el manual, a combinar con las cinco chicas, y ocho ángulos de cámara para crear un video trabajado y mimado al detalle. Pero al juego no le importa lo que hagas. Puedes pasarte los 40 segundos de la actuación pulsando repetidamente la X con cada una de las chicas y al juego le valdrá, porque en el fondo el juego sabe que ya no quieres bailar. Quieres irte a tu casa a llorar y a replantearte la vida.
...
...
¡QUE NO, QUE ES BROMA! ¡QUE QUIERES VER UNA ENTREVISTA DE 20 MINUTOS CON LAS SPICE GIRLS!

Porque esa es tu recompensa, te guste o no. Quince preguntas que nunca te atreviste a hacer porque nadie quiere saber la respuesta a ellas, como "En qué tipo de película os gustaría participar" o "Cual es vuestro director de videoclips favorito", en un programa que dura más que el juego entero. Por amor de Dios, ni siquiera se han dignado a juntar a las cinco chicas para la entrevista, están claramente en lugares distintos. Lo mejor de todo es que el manual, con dos huevos bien grandes, afirma tan tranquilo que "Cada vez que veas el programa el orden de las escenas será distinto, por lo que es como si cada vez vieras un programa distinto." Toma ya, entrevista Roguelike. Y TAN ANCHO.

Lo mejor de todo es que si  quieres probar con otra canción deberás realizar absolutamente todo el proceso una vez más, y ocupar otro bloque en tu tarjeta de memoria. No hay piedad para nadie. Ni siquiera para las Spice Girls, quienes tuvieron que jugarlo y le dieron su propio "Official Seal of Quality". Asumo que ahí fue donde todo empezó a decaer.


¡¿QUIÉN HA SIDO?! 
Aunque en el juego no se les reconoce como tal (normal que no quieran vincularse a tal proyecto), los principales responsables de la primera experiencia Spice Girls del mundo del videojuego eran miembros del Team Soho de Sony Computer Entertainment Europe, responsables más adelante de los dos The Getaway de PS2. En un futuro sus miembros formarían otro estudio dentro de Sony junto el Studio Camdem y algunos ex de Psygnosis,  el  Studio London, responsables básicamente de ese experimento que fue el EyeToy y los SingStar.  Los cuales, por cierto, son una forma mucho más recomendable de jugar con canciones de las Spice Girls.

Y eso ha sido todo por hoy. Hasta la próxima, amigos Ascomaníacos; todavía no tengo claro a qué peligros nos vamos a enfrentar en la siguiente ocasión... Pero espero que me sigáis acompañando también en esa aventura, aunque sea menos picante que la de hoy. Tengo un par de novedades en el horno, que espero poder explicaros en los próximos dias, aunque por si no habéis estado pendientes en redes sociales os avanzo que ¡YA SOMOS ASCODEJUEGO.COM! Suena mejor, ¿eh?

Recordad que para cualquier cosa, aparte de los comentarios, tenéis disponible el Twitter y el Facebook de la página. Spice Up Your Life!
 

10 comentarios:

  1. Mira que hay cosas raras en la biblioteca de juegos de la PSX, pero la mayoría son raras por su concepto, esta es rara por su gameplay anormal y oligofrénico.
    Y me la juego a que los programadores pensaban "El gameplay futurista que nos estamos mandando, somos la leche con café".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "No veas la experiencia Spice que nos estamos marcando, los fans lo van a flipar", dijeron sin tener ni la más remota idea de lo estaba pasando.

      Eliminar
    2. @Damian y eso que no has visto Criticom, ahí te quiero ver jugando el que yo diría uno de los peores juegos de peleas de PlayStation...

      Eliminar
    3. @Damian y eso que no has visto Criticom, ahí te quiero ver jugando el que yo diría uno de los peores juegos de peleas de PlayStation...

      Eliminar
  2. Joder! Recuerdo que de pequeño lo veía en las estanterías de las tiendas y pensaba "joder, debe ser una mierda." Pero es que ahora después de leer la entrada, no parece que sea una mierda... parece una PUTA MIERDA XD Y lo peor de todo sabes qué es? Que me han entrado ganas de probarlo y sentir el dolor en mis propias carnes de jugar a semejante despropósito XD

    La verdad que en cuanto a caca videojueguil, no hay nadie como Rokuso. Por cierto, no sé cómo no había descubierto antes tu blog xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un buen AdJ hace eso, te repugna pero a la vez hace que no puedes apartar la mirada. Como un video de las Spice Girls.

      Bienvenido al blog!

      Eliminar
    2. Esa Rokuso es la puta ama!!

      Eliminar
  3. Me alegro de no haber tenido este juego en mi colección de juegos de PSX... Y doy gracias a Konami por los DDR, y a Sega por reforzar mi amor a esa chica/puerro kawaii, que sabes que es Miku Hatsune (aunque mi favorita y más amada es la buenorra de Luka Megurine jojo!!) Por cierto, te recomiendo analizar un horrible juego de peleas de PlayStation llamado Criticom. Un gran Asco de Juego!!

    ResponderEliminar
  4. Sigue siendo mejor que Wii Music :P

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar