17 jul. 2015

Checklist. O algo.

Ladies and gentlemen, Ascomaníacos y Ascomaníacas, amigos, visitantes ocasionales, haters, y el tipo que ha entrado aquí de casualidad buscando porno de Xena: Unos momentos de atención, por favor. Soy consciente de que hace ya un mes bien bueno que esperáis el nuevo artículo, pero antes de regocijarnos en la maravillosa y repugnante obra que es la serie de dibujos de The Legend of Zelda, quisiera comentar cuatro cosillas, sobretodo para los fieles.


 
No hace falta ser muy espabilado para darse cuenta de que éste no es el blog más constante del panorama. He tenido parones bastante importantes ya en dos ocasiones, y mi ritmo de actualizaciones cuando estoy por aquí es, cuanto menos, poco predecible. Pero, con la tontería, la semana que viene hará cuatro años de que empezó todo ésto. Cuatro años desde que, animado por mis dos mejores amigos, decidí empezar una especie de blog-broma sobre videojuegos malos. Porque igual a nadie le importa una opinión más sobre el nuevo Metal Gear, pero oye, si hablas sobre una mierda a la que nadie se atreve a jugar igual consigues que alguien se ria un poco.  Y resulta que alguien se rió y yo seguí por ahí.
Me gustan los videojuegos. Muchísimo. Eso será evidente para la mayoría. Gran parte de mi vida gira en torno a ellos. Juego a videojuegos por afición, vendo videojuegos en mi trabajo, leo constantemente sobre videojuegos, y al final incluso me puse a escribir sobre videojuegos. Genial. Pero había un problema que se hacía cada vez más evidente: Si ya tengo poco tiempo para jugar a los juegos que de verdad me gustan... ¿De dónde lo saco para los malos? Sí, vale, sería mucho más rápido y sencillo jugar dos minutos al Surgeon Simulator, grabar un video con más o menos gracia gritando "¿¡QUÉ ES ÉSTO?! ¿¡QUÉ ES ÉSTA MIERDA?!" nueve veces por minuto, meterlo en Youtube y ya. Pero digamos que, sea por masoquismo o por curiosidad científica, me gustra profundizar. Y profundizar lo que yo querría me lleva un tiempo y unas energías de las que muchas veces no dispongo, sobretodo en las etapas más "movidas" de mi vida personal, y de ahí los parones.
No os mentiré. En el último estuve a punto de dejarlo. Incluso tenía preparada una entrada de despedida. Estuve a un click de cerrar el garito, pero un algo (llámalo remordimientos, llámalo seres queridos, llámalo seguidores que te animan) me impidió echar la llave.

Y aquí estoy otra vez.

Sólo que ésta vez... Vamos a hacer las cosas bien.

Quiero que ésto se convierta en algo que valga la pena visitar, aunque sea mi hobby absurdo. Así que, con motivo del cuarto aniversario de un blog que ha pasado la mayor parte de ese tiempo inactivo, me he marcado una serie de objetivos. Que vendrían a ser los siguientes.

- Entrada sobre Zelda la semana que viene. Lo primero es lo primero.

- Tras ella vendrá una entrada sobre Toro, el juego sobre toreros de PS4 que tuve hace poco el placer de experimentar. 

- No nos vamos a engañar: La página es fea. Muy fea. No duele a la vista, pero es tan sosa que aburre. Vamos a intentar arreglar eso.

- Revisión de artículos viejos. Sinceramente, muchas veces escribo un artículo y al leerlo al cabo de una semana me entran vergüenza y ganas de borrarlo todo. Imaginaros con algo que escribí hace 3 años. Así que me voy a marcar un George Lucas y voy a editar/repasar artículos anteriores. Aunque intentaré hacerlo mejor que George Lucas.

- Aprovechar mejor redes sociales. No os mentiré, Twitter y Facebook se me dan FATAL, pero ahora que tengo un teléfono que me permite aprovecharlas mejor prometo pasarme más por ahí.

- ¿Dominio propio? No sé, veremos.

- ¿Cambio de avatar? Ésta es la más pequeña y, curiosamente, tambien la más polémica de las propuestas, y la que más cosa me da llevar a cabo. Por un lado me gusta la imágen que tengo ahora, que casi es tan emblemática como la copa del Big Rigs del logo. Pero por otro lado... Me encanta Henry Hatsworth, y me sabe mal que para un determinado grupo de gente su imagen se asocie con juegos de mierda siendo el suyo uno de los más divertidos que tiene la NDS. Así que me lo pensaré.

Poco más que decir en realidad. Intentaré ponerme con ello a partir de ya, y a ver si logro ese "Asco de Juego 2.0" en el que llevo pensando una temporada. Mi más sincero agradecimiento a todos los que, con vuestra infinita paciencia, volvéis a la página a cada entrada. Me considero afortunado si, por lo menos, consigo que os arranque alguna sonrisita a cada visita.

Un abrazo a todos vosotros.

6 comentarios:

  1. Buenas Guifo, soy Michael Bits, te sigo en Twitter. Quería decirte que, realmente tu blog lo sigo desde hace casi tres años y se agradece mucho que quieras adecentar esto y ponerte más serio. Aunque realmente tus parones y dejadez no molesta mucho (prefiero este tipo de blogs más reales, aunque se espere más, a los que son muy plásticos y forzados), pero igualmente es obviamente mejor que lo hagas con más continuidad. Sólo te pido una cosa. Por favor, no edites ni cambies la entrada de Takeshi no Chousenjou, es una obra de arte. Por lo demás, lo que quieras (que también molan, pero esa para mí es tu culmen en el blog).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curioso. Esa es también una de mis entradas favoritas :-) Así que puedes estar tranquilo. Gracias por el comentario!

      Eliminar
  2. No sé por qué no he leído esto hasta ahora, pero bueno, lo que yo pienso al respecto de estas palabras es algo que ya te imaginarás, supongo...

    A mí me gusta tu blog. Me gusta el contenido que publicas, me gustan los videojuegos como a ti, me gustan los momentos que paso leyendo esto y me gustas tú: esto es así, lo haces de puta madre y si este blog lo hubiera hecho otra persona no sería igual ni por asomo. Y precisamente por eso, porque me caes bien y porque me gusta lo que haces, sabes (aunque lo vaya a repetir otra vez) que tienes mi apoyo y mi bendición. Creo que es muy importante que estés bien, que estés cómodo, que estés a gusto y que te sientas dispuesto cuando te pones a hacer algo de esto. Yo también llevo un blog y sé lo que es pensar que la gente que te lee está esperando a que hagas algo nuevo, sé lo que se siente al saber que estás haciendo esperar a un número indeterminado de personas y toda la pesca. Sin embargo, por encima de eso, creo que los que queremos hacer un blog que de verdad muestre la esencia de nuestros proyectos tenemos que hacerlo con ganas, con determinación y con inspiración. Por mi parte, da igual lo que vayas a demorarte entre post y post. Con saber que no te dio un ataque en el último parón me basta. Prefiero que lo hagas cuando te sientas dispuesto y que quede bien a que lo hagas de manera sistemática a piñón fijo y quede forzado, porque la calidad iba a resentirse y, probablemente, el primero en sufrirlo serías tú. Adelante con todo lo que quieras hacer. Me gusta cada artículo que haces porque se nota que lo haces con seguridad, con conocimiento de causa y con control de la situación. Si te comprometieras a escribir un texto a la semana (por ejemplo) ibas a correr mucho y las prisas nunca son buenas. Creo que lo estás haciendo bien hasta el momento. Todo lo que sea cambiar, mejorar, innovar, etc. es decisión tuya y, conociéndote, creo que quedará bien. Además, puedes valerte de tus propias enseñanzas: el camión de limpieza pública se mueve MUY DESPACIO y aun así cumple su propósito (KEEPING THE STREETS CLEAN!). Tú puedes actualizar muy de vez en cuando, pero sacas artículos que llevan tu firma en cada palabra, tu puño y letra. Puedes escribir MUY DESPACIO y cumplir tu propósito (KEEPING THE READERS HAPPY!). Eso sí, lo de pensar en cerrarlo no me ha gustado nada. El que va a tener el temperamento de un oficial de las SS voy a ser yo como se te ocurra mínimamente. (XDDDD)

    Pero vamos, que te entiendo perfectamente. Una de las razones por las que me gusta esto es porque es diferente, original y muy personal. Esas cosas siempre gustan. Los vídeos de YT están muy vistos ya. Yo estoy tratando de escribir historias para luego tratar de publicarlas en el mercado y hacerme un nombre (no soy yo ambicioso ni nada...), y me tomo unos paréntesis a veces que flipas, así que imagínate... pero no quiero dejarlo, y creo que tú tampoco deberías. Todos tenemos rachas horribles, pero en las buenas siempre se puede sacar un ratito para esto. ¡A por todas! Ya me estoy imaginando el descojone de tu próximo artículo...

    ResponderEliminar
  3. Bueno, también tienes lectores nuevos como un servidor, así que estás creciendo, enhorabuena, porque me gusta el blog y seguiré leyéndolo. Además, me parece mucho mérito eso de jugarte juegos malos.

    Mucha suerte y que el blog siga muchos años más, que ahí estaré para leerlo.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
  4. Hace tiempo era como tú, me gustaba profundizar en los juegos malos simplemente por razones científicas, pero la verdad, desde que tuviste ese parón, no recuerdo haber jugado a ningún juego mierder.

    Ahora que lo pienso, puede que haya sido positivo y todo.

    Sea como sea, no te preocupes por la regularidad, más vale hacerlo lento y bien que rápido y mal.

    ResponderEliminar
  5. Te leo desde hace poquito. Más bien desde que entraste a ZonaDelta. Y oye, me ha encantado todo lo que he leído. Este es un buen blog, en serio. Así que me alegro que te lo tomes más en serio. Pero vamos, que tampoco te fuerces mucho, no vaya a ser que te hastíes.

    Un saludete!

    ResponderEliminar